© 2018 Geoparque Montañas do Courel. Desarrollada por Puertas Afuera ember estudios

Barranquismo

En el territorio del Proyecto Geoparque Mundial de la UNESCO Montañas do Courel existen cinco sectores para la práctica del barranquismo, denominados Seceda, Folgoso do Courel, Campodola, Soldón y A Seara-Ferramulín. Cada uno de ellos con sus peculiaridades,  pero todas ellas fruto de la relación entre el agua y la geología de los suelos que surcan.

Normativa ambiental y barranquismo

Como resultado de su gran valor natural, las montañas de O Courel han sido declaradas Zona Especial de Conservación (ZEC) en la Red Natura 2000, creada por la Directiva 92/43/CEE, del Consejo, de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres y la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, de patrimonio natural y de la biodiversidad, y la Red Gallega de Espacios Protegidos, creada por la Ley 9/2001, de 21 de agosto, de conservación de la naturaleza.

De acuerdo con esta normativa, todas las personas somos responsables de respetar y conservar los espacios naturales y las Administraciones Públicas, en el ámbito de sus respectivas competencias, deben asegurar la protección de estos espacios y su gestión responsable. A estos efectos, se prevé la publicación de instrumentos de planeamiento, ordenación y gestión de los recursos naturales presentes en dichos espacios protegidos.

En el caso de la ZEC en la que se incluyen las montañas de O Courel, dicho instrumento de planificación, ordenación y gestión se encuentra en el Decreto 37/2014, de 27 de marzo, por el que se declaran zonas de especial conservación los lugares de importancia comunitaria de Galicia y se aprueba el Plan director de la Red Natura 2000 de Galicia.

Dicho Plan director especifica el conjunto de medidas necesarias para asegurar el mantenimiento o, en su caso, el restablecimiento de un estado de conservación favorable de los espacios de la Comunidad Autónoma de Galicia incluidos en la Red Natura 2000, así como evitar la producción de alteraciones o deterioros apreciables en relación con los objetivos de conservación establecidos.

Para la planificación de actividades en esta zona, es necesario tener en cuenta que el Plan director de la Red Natura 2000 de Galicia dispone que algunas actividades se encuentren sometidas a autorización por parte del órgano autonómico competente en materia de conservación de la naturaleza, que, a fecha de publicación de esta guía, es la Consellería de Medio Ambiente e Conservación do Territorio. El barranquismo se encuentra entre las actividades autorizables enumeradas en el referido Plan director, en concreto en el apartado 3.f).3º.v) de su artículo 61. A los efectos de proteger la riqueza natural de estos espacios, el órgano competente podrá fijar condiciones específicas para la realización de la actividad, o bien incluso prohibirla cuando su práctica pueda afectar de forma apreciable al estado de conservación de los hábitats de interés comunitario o a los hábitats de las especies de interés para la conservación que se encuentran en las montañas de O Courel.

Ten en cuenta que las leyes y normas de uso van cambiando, de modo que debes buscar información actualizada en el momento de realizar tu actividad. Incluso la/s consellería/s y diferentes direcciones generales encargadas de velar por la protección del medio ambiente van asumiendo o cediendo competencias a lo largo del tiempo.

Cuidemos el entorno

Independientemente de la normativa aplicable, resulta evidente que cualquier alteración en el medio puede influir tanto en los animales y plantas que allí viven, como en el resto de elementos que componen un ecosistema y su biodiversidad. Como practicantes de una actividad en entornos y lugares sensibles, existen una serie de acciones que debemos tener en consideración para contribuir a mantener su valor:

  • No dejaremos ningún tipo de desperdicio.

  • No dañaremos la flora ni otros elementos naturales del entorno, ni recolectando, ni moviéndolos o desplazándolos de lugar.

  • Cuidaremos por dónde pisamos en todo momento.

  • En los desplazamientos fuera del curso de agua, trataremos de permanecer en sendas y pistas, pisando lo menos posible fuera de ellas. No nos saldremos de los recorridos permitidos o señalizados.

  • Evitaremos ser ruidosos y hablaremos en voz baja para no molestar a la fauna ni a otros usuarios del espacio.

  • Deberemos respetar los derechos de los propietarios de las fincas, dejando puertas y vallados tal y como los encontramos.

Estas normas generales no son exhaustivas y sólo pretenden servir de guía en nuestra actuación.

 
Sector Seceda

A medio kilómetro de Seceda, en el noroeste de las Montañas do Courel, se encuentra el barranco Forgas do Fial. Se trata de un barranco encajado en cuarcitas, calizas y pizarras ordovícicas, silúricas y devónicas. A lo largo de este barranco pueden observarse tobas formadas por precipitación de calcita sobre las paredes rocosas, algunas de color rojo debido a la presencia de hierro y otros metales. El barranco de Forgas do Fial tiene una longitud de 1,1 km y un desnivel de 120 m, tiene un marcado carácter acuático en contraste con la verticalidad y escasez de agua de otros barrancos de la zona. Consta de una primera parte donde predominan los resaltes, toboganes y algunas cascadas pequeñas preparadas para descender con cuerda (rápeles) de baja dificultad técnica. La segunda parte implica una dificultad técnica mayor ya que consta de rápeles de entre 5 y 15 m.

En este mismo sector se encuentra el Rego Veiga Darca, con una longitud de 1,3 km y un desnivel de 260 m. Las rocas sobre las que se encaja este barranco son semejantes a las del barranco de Forgas do Fial, si bien en el Rego Veiga Darca afloran las escasas calizas del Devónico de las Montañas do Courel.

 
Sector Folgoso do Courel

El sector de Folgoso do Courel se localiza en la cuenca del río Lor y es el más conocido debido a la gran variedad de barrancos y a la presencia de uno de los barrancos con mayor desnivel de Galicia. En este sector afloran cuarcitas, pizarras y esquistos silúricos y ordovícicos. Las cabeceras de los barrancos se forman en niveles de cuarcitas casi verticales, de mayor resistencia a la erosión que las pizarras y esquistos que afloran en los fondos de las cascadas, generalmente socavados. Este sector comprende el barranco principal de Carballido y los cañones afluentes en su margen izquierda que, de este a oeste son: Coiteladas, Fieiteiras y Rego do Val.

El barranco de Carballido se divide a su vez en un tramo superior e intermedio, separados por el barranco de las Coiteladas como afluente. Todo el barranco de Carballido, junto con sus afluentes, está excavado en cuarcitas, pizarras y esquistos silúricos. El barranco Carballido Superior consta de una sucesión de rápeles de hasta 22 m de altura y  termina con un rápel de 15 m que desemboca en el barranco Carballido Medio. El barranco Carballido Medio es muy diferente al superior ya que incluye numerosos resaltes, toboganes y pequeños rápeles. Su único acceso es a través de los barrancos Carballido Superior o de las Coiteladas.

 

El barranco de las Coiteladas está formado por destrepes continuos y rápeles de hasta 23 m de longitud.

 

El barranco das Fieiteiras tiene un cauce permanente de aguas frías con rápeles y destrepes cortos pero intensos. Tras un tramo estrecho se suceden una serie de rápeles de entre 7 y 12 m de longitud.

 

Por último, el Rego do Val es uno de los barrancos más continuos y verticales de esta zona formado en esquistos pizarrosos relativamente poco resistentes y en cuarcitas que dan lugar a repisas abruptas. Con caudal alto puede considerarse que su dificultad técnica es alta por sus 19 rápeles de hasta 30 m de altura.

A 8 km de Folgoso do Courel, se encuentra el barranco de Eiriz (Carrozo da Freita) con una longitud de 900 m y un desnivel de 140 m. Es un barranco corto y sencillo formado sobre pizarras silúricas que pueden llegar a ser muy resbaladizas.

Al sur de Folgoso do Courel y en las inmediaciones de Vidallón, el Carrozo do Inferno se preparó para el barranquismo en 2017. Es un barranco de 550 m de longitud y 135 m de desnivel con seis rápeles de entre 8 y 15 m de altura. Es el único barranco de este sector que atraviesa tanto rocas ordovícicas como silúricas.

 
Sector A Serara-Ferromulín

El sector  se localiza en el extremo nororiental del territorio y consta de dos barrancos.

El barranco del Río Selmo con un trazado de 2,5 km, se desarrolla en cuarcitas, pizarras y esquistos del Silúrico y Ordovícico. Un afluente de este río es el Rego Aceval o Buzgalegos, que forma un barranco de menos de un kilómetro de longitud y 70 m de desnivel. Este barranco está formado por cuatro rápeles de entre 9 y 19 m de altura que discurre por un cauce de pizarra silúricas.

 
Sector Soldón

Alejado del resto de los sectores, se encuentra el de Soldón, en el sureste del territorio que incluye los barrancos de Fiais y Vilarmel.

El barranco de Fiais, afluente del río Soldón, se desarrolla en pizarras y esquistos del Ordovícico y Silúrico. Está formado por una sucesión de cascadas de hasta 40 m de altura, algunas de ellas muy encajonadas.

 

El barranco de Vilarmel se desarrolla en pizarras, cuarcitas y esquistos ordovícicos. Tiene una longitud de 900 m y su desnivel alcanza los 80 m.

 
Sector Campodola

El sector de Campodola se ubica en el conocido plegamiento geológico de Campodola-Leixazós, en el centro de las Montañas do Courel. Esta imponente estructura se puede observar a lo largo de la ruta homologada PR-192, donde está habilitado un mirador y un panel explicativo del mismo. En este sector, el río Ferreiriño, afluente del río Quiroga, y su afluente por la margen derecha, Regueiro Seco, ofrecen una actividad de barranquismo larga e intensa. Está formado por meandros encajados en cuarcitas y pizarras ordovícicas cuya primera parte consta de cuatro cascadas con abundante caudal tras épocas de lluvia. La segunda parte está formada por una sucesión de rápidos y pequeños saltos, que representa una etapa más avanzada de erosión fluvial.

 

El cañón del río Ferreiriño tiene una longitud de entre 5,9 y 7,4 km dependiendo de la población desde la que se inicie y un desnivel de unos 360 m. El descenso de este barranco puede combinarse con el barranco do Regueiro Seco, aunque se convertiría en una actividad bastante dura debido al número de horas necesarias, ya que este barranco tiene una longitud de 710 m y un desnivel de 250 m.